10 consejos para conseguir una adecuada temperatura en tu hogar y evitar un despilfarro energético en verano

Como suele ser habitual en verano llegan las tan ansiadas y a la vez tan agobiantes olas de calor, si estas ultimas noches no has podido pegar ojo y te cuesta centrarte debido a las altas temperaturas, te vamos a dar diez consejos para que consigas una buena temperatura en tu casa sin que ello perjudique tu bolsillo, es decir, sin que tengas que hacer uso de los sistemas de refrigeración y que tu factura de luz lo note.

  1. No enciendas las luces

Los días en verano son más largos que durante el resto del año, por ello podemos beneficiarnos de más hora de luz solar, puedes buscar lugares en tu hogar que gocen de más claridad y aprovechar tus estancias en ellos más tiempo, sino es posible te recomendamos cambiar tus bombillas por led que emiten menos calor.

  1. Intenta encender los electrodomésticos lo menos posible

Los electrodomésticos en general, suelen despedir mucho calor mientras están en funcionamiento, prioriza las horas de uso y limita su utilización a las horas en las que ya existe menos calor.

  1. Decora tu casa y tu fachada con plantas

Las plantas humedecen el ambiente y refrescan tu hogar. Cuando las riegas enfrías el ambiente y además eliminan los gases contaminantes purificando así la estancia en la que se encuentren. Refresca tu fachada con plantas como las enredaderas, la hiedra, etc.

  1. Comprueba la hermeticidad de ventanas y puertas

Las puertas y ventanas filtran el calor del exterior, deberías de solucionar este problema si existe en tu hogar y ponerte en manos de algún profesional de carpintería o aluminio.

  1. No enciendas el aire acondicionado

Para evitar utilizar el aire acondicionado aisla térmicamente tu vivienda, la lana de roca, por ejemplo, es una de las bases para obtener esta solución, tiene propiedades térmicas y ayuda a mantener una temperatura óptima y constante en tu hogar.

  1. Abre las puertas por la noche

Abriéndolas durante la noche puedes ayudar a refrigerar las estancias del calor que se va acumulando durante el día, al revés sucede durante la jornada diurna, en la que se deberían de mantener cerradas para impedir que el calor circule por todas las estancias.

  1. Cierra las ventanas y persianas durante el día

Realizando esta acción, además de bloquearlas con las cortinas, son los primeros pasos para poder obtener un ambiente más fresco.

  1. Ventila tu hogar a primera hora o a última del día

Los dormitorios deben de ventilarse a primera hora de la mañana y si puedes espera para ventilar el resto de las estancias a última hora de la tarde. A estas horas el ambiente es menos caluroso con lo que realizando esta acción permitirás que se renueve el aire, pero sin dejar que entre tanta temperatura exterior.

  1. Utiliza la campana extractora

La campana te ayudara a refrescar el ambiente de la cocina eliminando los vapores que se producen al cocinar y renovando el aire.

  1. Utiliza luces leds

Las clásicas bombillas generan mucho calor además de más consumo, cambia las bombillas de tu hogar por luces led, son energéticamente más eficientes.