6 claves para un mayor ahorro energético en verano

La semana pasada dábamos la bienvenida al verano y con él, al buen tiempo, el calor y el sol. Aprovechando la mejora del tiempo y la época de vacaciones es el momento ideal para con unos simples gestos, conseguir un importante ahorro energético que luego notarás en la factura. Y con la que ayudarás a tu entorno.

 

Utiliza aparatos eficientes

A la hora de comprar cualquier tipo de electrodoméstico, incluidos aparatos de calefacción o aire acondicionado, es muy importante tener en cuenta la eficiencia energética. Elegir si es posible aparatos de clase A, es decir, con un menor consumo.

Y por supuesto, usarlos sólo cuando sea necesario.

 

Airear y refrescar por medios naturales

Durante el verano todos queremos tener nuestra casa fresquita. En ocasiones, lo primero que pensamos es en poner el aire acondicionado a tope. Pero este debería ser el último recurso. Debemos buscar medios de ventilación y refrigeración caseros, como airear la casa en las horas más frescas del día, utilizar ropa ligera y transpirable, cubrir las zonas donde da el sol con toldos o persianas y, si hay que escoger, utilizar el ventilador. Este consume menos que el aire acondicionado.

Por supuesto, si es posible, lo mejor es invertir en aislar correctamente tu casa, ya que esto reducirá el gasto energético durante todo el año, y tendrá un hogar mucho más confortable en todas las estaciones.

 

Secado al aire

El buen tiempo trae muchas cosas maravillosas incluso más allá de la playa. Por ejemplo, es el momento de dejar secar las prendas de ropa al aire, y darle un respiro a la secadora.  Seguro que toda tu ropa, e incluso tu pelo, agradecerán poder secarse sin utilizar ningún tipo de máquina, de manera natural y evitando el daño que el uso habitual del calor de los electrodomésticos puede ocasionar.

 

Medios de transporte menos contaminantes

Si hay algo a lo que el verano anima es a caminar. En invierno el frío o la lluvia nos desaniman, pero en esta estación es el momento perfecto para recorrer a pie las pequeñas distancias. En las largas siempre puedes subirte a esa bici que tienes algo abandonada en el trastero o usar el transporte público.

 

Fuera luces

Deja que toda la luz del sol que trae la nueva estación inunde tu casa y apaga las luces. Siempre que puedas utiliza la luz natural ya que, además de la lógica reducción del gasto eléctrico también es beneficioso para tus ojos. Primar la luz natural a la artificial es lo más conveniente.

 

Cámbiate a las energías renovables

Es el momento. Si estás preocupado por tu consumo energético y por la factura que este le pasa al medio ambiente, estás preparado para dar un cambio. Si decides contratar a Enerxía Galega Máis como tu comercializadora eléctrica estarás apostando por una energía de origen gallego y 100% renovable. Además, con nuestras tarifas que buscan una mayor eficiencia energética, también verás reducidas tus facturas.

¡Súmate al ahorro inteligente y a las facturas transparente! Contrata Enerxía Galega Máis.