Reducción del recibo de la luz mediante la supresión del impuesto a la generación eléctrica

Teniendo en cuenta la subida constante del precio de la luz, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Rivera, ha manifestado que el Gobierno reducirá un 7% la tasa que se estaba aplicando a la generación de la luz, impuesta por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012.

Esta decisión responde a la preocupación existente por parte del Gobierno de que los precios tan elevados puedan interferir de alguna forma en las decisiones futuras con respecto al autoconsumo eléctrico.

Se calcula que la eliminación del impuesto supondrá una reducción de sobre un 4% para particulares y un 5% para industria en la factura de la luz.

Además, se está gestando una mejora con respecto al bono social eléctrico, así como la implantación de un nuevo bono para la calefacción que comenzará este invierno.

Sin embargo, se ha mantenido intacto el IVA, ya que, según palabras de Ribera es un “ingreso propio de la Unión Europea, armonizado para todo tipo de consumidores”. Además, la Comisión no se muestra cooperativa de cara a la reducción del mismo.

Esta medida está claramente motivada por un interés en dar más peso a las energías renovables, así como por estancar los precios y evitar la subida constante de los mismos.

Se pretende dar fin al denominado “impuesto al sol” y dar protagonismo al autoconsumo.

Se considera este paso como alternativa para reducir la factura eléctrica debido al menor precio de la energía fotovoltaica.