¿Sabes de dónde proviene la electricidad que consumimos actualmente?

Ahora ya puedes contratar la tarifa eléctrica más barata

En estos momentos el cambio climático es uno de los grandes retos que tenemos como sociedad, debido a que esto puede traernos consecuencias a corto y largo plazo. Como colectivo es un tema que nos preocupa, la tierra tiene ciclos naturales que se cumplen cada cierto tiempo, entre los que se encuentran estos ciclos.

Uno de estos cambios es el aumento de las temperaturas debido a las emisiones de gases de efecto invernadero que han obligado al mundo entero a tener que plantearse una transición capaz de garantizar la sostenibilidad del planeta. La atmósfera terrestre está compuesta por diferentes gases que tienen como función mantener una temperatura apropiada para la vida. Este fenómeno natural es el llamado efecto invernadero.

Causas del cambio climático

El responsable del cambio climático y sus emisiones de gases de efecto invernadero que calientan el planeta, es el ser humano. El gas más conocido es el dióxido de carbono, es el causante del 63% del calentamiento global, pero además existen otras causas como la deforestación, el aumento desproporcionado de gases de efecto invernadero y el crecimiento acelerado de la población.

Consecuencias del cambio climático

Estas consecuencias afectan a los procesos esenciales de la naturaleza, llegando a ser vitales. En el caso de los ecosistemas, como los humedales, están en riesgo de desaparecer. Otro punto importante es el aumento de la temperatura media y la disminución de las precipitaciones que está creando un caldo de cultivo ideal para los incendios.

Existen muchas evidencias científicas que demuestran las graves causas y consecuencias del cambio climático en nuestro planeta. Por eso es hora de abrir los ojos ante la inminente realidad para comenzar a luchar y construir un mundo mejor.

El esfuerzo se tendrá que realizar desde el conjunto de la sociedad y de los sectores productivos, entre otras, las empresas energéticas, que se tienen que seguir moviendo hacia modelos verdes (energías renovables) y garantizando a sus clientes que el origen de la energía que consumen procede de fuentes sostenibles.

El total de energía que ya se comercializa en un 93,5% es renovable y un 6,5% es de bajas emisiones. Las compañías eléctricas quieren llegar en 2050 a tener cero emisiones netas.

España quiere liderar la transición energética y la descarbonización. El 17,4% de la energía que se consumió en 2018 procedía ya de fuentes sostenibles, el cuidado medioambiental es una prioridad para cualquier compañía eléctrica.

Actualmente la tecnología no solo ha permitido mejorar la eficiencia y aumentar la capacidad de generación de electricidad de bajas emisiones. También ha abierto la puerta a que los mismos consumidores para que puedan producir y utilizar su propia energía, tanto de manera individual como compartida.