¿Todavía no sabes como integrar las energías renovables par climatizar tu hogar?

Si todavía no sabes cómo integrar energías renovables en tu hogar, lo primero que debes tener en cuenta es que existen varios factores sobre cómo es tu casa que influyen en la decisión.

Debemos responder a cuestiones como cuál es el aislamiento con el que cuenta tu hogar, cuantas personas residen en la casa o cuáles son las fuentes de energía con las que cuenta.

El modo en el que tu hogar esté aislado es muy importante, sobre todo para cuestiones térmicas, ya que, si el calor se escapa por las ventanas o por debajo de las puertas, estaremos perdiendo energía y dinero, ya que pagaremos por un servicio que termina malgastándose.

Además, a la hora de instalar energías renovables en el hogar, hay que tener en cuenta el número de inquilinos, ya que no será lo mismo abastecer una casa para dos personas que para cinco.

Ahora bien, ¿cuáles son las fuentes de energías renovables?

En primer lugar, tenemos la Aerotermia, que reside en el intercambio de temperatura con el aire. Esto consiste en calentar o enfriar el agua de modo que en invierno caldee y en verano refresque. Suele ser conocido como suelo radiante o suelo refrigerante.

La Geotermia es similar a la Aerotermia, con la diferencia de que el proceso no se basa en el uso del aire, si no que se lleva a cabo directamente en el suelo.

Por último, en la Solar, el intercambio de temperatura se realiza con el sol. El problema con el que este tipo de energía se encuentra en los meses de invierno, es que probablemente se quede corta y se necesite un aporte extra de energía.

Probablemente no sea suficiente abastecer el hogar solo con este tipo de energías, pero lo que es indudable es que, combinándolas con la energía eléctrica, ahorraremos mucho en nuestra factura mensual.